Silencio y palabra

La importancia de la serenidad

Fray Juan de Bonilla, en su libro, Breve tratado sobre la paz del alma, habla de la importancia de serenarse y apaciguarse para entrar en nuestro interior.

¿Cómo se alcanza la serenidad y la paz, para no sucumbir ante las fuerzas antagónicas, (la confusión, el miedo, la pereza, la ira…)?

Juan de Bonilla, dice que hay que aceptar las cosas como son, dejando obrar a Dios, dejándole hacer, para ello, la serenidad es la clave, mantenerse sereno ante las circunstancias y no dejar turbar nuestro corazón.

El desasosiego nos impide entregarnos con confianza y escuchar el silencio que reina en nuestro interior.

Solo si nos mantenemos serenos y tranquilos, la paz vendrá a nuestro encuentro, porque en el fondo somos paz

Fray Juan nos invita a ser paciente con nosotros mismos y a no desesperar, a poner en práctica la religión del amor, empezando por nosotros mismos, tener paciencia con los fallos y errores que cometemos, porque si no nos desanimamos, creyendo que no somos capaces y no emprenderemos el camino de adentramiento.

Hay que confiar porque vamos hacia un lugar seguro, donde encontraremos refugio y sosiego.

La presencia del Misterio solo podemos encontrarla en nuestra casa interna. Lo más importante de todo es sentir que Él nos ama y nos protege de todo peligro.

Fray Juan de Bonilla

La comunidad es nuestro cuerpo

La creación de una comunidad de practicantes de meditación es la actividad más importante de una época, como la nuestra, en que el individuo sufre extraordinariamente. La prevalencia del individualismo está desintegrando a las familias y dividiendo profundamente a la sociedad.

Si queremos que el siglo XXI sea una época de espiritualidad, deberemos guiarnos por el espíritu de la solidaridad, aprender a hacer las cosas juntos y compartir nuestras ideas y la aspiración profunda que anhela nuestro corazón.

Tenemos que aprender a ver al grupo de meditación como una comunidad de apoyo espiritual, como si de nuestro propio cuerpo se tratara. Nos necesitamos mutuamente para poder ejercitar la solidaridad, la libertad y la compasión y recordarnos que siempre existe una esperanza.

El hecho de sentarnos a meditar juntos es muy beneficioso. La gente puede acudir al supermercado a comprar comida o bombillas, pero para producir la energía de la Atención, necesitamos estar con nuestra comunidad, nuestra grupo y crear esa energía sentándonos, caminando y viviendo gozosa y pacíficamente. Es una forma de proporcionar alimento espiritual, tanto al grupo como a ti mismo

Thich Nhat Hanh

.

EL SILENCIO DEL CORAZÓN

El drama del hombre moderno consiste en que al haber desertado de su corazón, ya ni siquiera sabe que posee una vida interior, por consiguiente tiene miedo al silencio, que confunde con el vacío, ha perdido el camino de su corazón por múltiples razones psicológicas y socioculturales.

Muchos hombres y mujeres no han tomado conciencia de ese "tesoro interior", porque nadie les ha enseñado a habitar su corazón, a guardar silencio en ese nivel de su ser. Como toda facultad no empleada se atrofia, de la misma manera esta facultad interior termina por obstruirse. El hombre moderno se plantea también el interrogante de cómo puede el silencio estar "habitado" por el Misterio.

¿Quién conoce lo íntimo del hombre, a no ser el mismo Espíritu del hombre que está en él?. ¿Cómo podríamos oír el murmullo de esta Fuente interior, del Espíritu en nuestro corazón, sin guardar silencio?

El silencio del corazón es una manifestación del Espíritu en nosotros. El silencio no se "hace", se entra en él, uno se abre a una Presencia que vuelve inútiles las palabras. Ese silencio espiritual, el hombre no se lo da a sí mismo, sino que lo acoge.

Ese silencio va más allá de los ejercicios de relajación físico y mental, no basta con estar relajados física y psicológicamente para entrar en el silencio del Misterio. Hay que ahondar en la profundidad.

Rafael Navarrete, SJ


Experiencia del fondo primordial divino en la cotidianidad

Jesús nos ha mostrado que nuestra única tarea consiste en ser enteramente hombres. El no se quedó sentado en el monte de la iluminación, sino que descendió del monte Tabor y fue a Jerusalén para cumplir allí su encargo, a pesar del sufrimiento y de la muerte.

En la vida, con todos sus desafíos y problemas, es donde se ha de probar la experiencia profunda.

El místico sufí Abí al Khan dijo: "El verdadero santo entra y sale del pueblo, duerme y come con él, entra y vende en el mercado y participa en la conversación, pero no olvida a Dios ni un momento".

El camino espiritual no consiste en una trascendencia distanciada de la vida, la meta es la experiencia del fondo primordial divino en nuestra vida normal. En los quehaceres diarios: haciendo la colada, cuidando a un enfermo, en la enfermedad, en la soledad, contemplando un atardecer, hablando con un amigo…

Nuestro actuar en el exterior debería estar siempre en relación con nuestro interior. Mediante la capacidad de estar atento (alerta) en todo lo que se hace.

Pierre de Caussade, místico cristiano, escribió: Alma querida, tú andas buscando al Misterio, y el está en todas las parte. Todo te lo revela, todo te lo da; está junto a ti, a tu alrededor, en ti mismo, ¡y andas buscándole!.

Reconocer este "núcleo divino en nosotros" es nuestra meta. Se trata del reconocimiento de que nosotros y todo lo que hay aquí y ahora estamos impregnados por esa realidad primordial.

Willigis Jäger

"Convertirse al prójimo significa creer que el otro, por deteriorado o en declive que pueda estar, tiene la capacidad de comprenderse y de curarse. Desde esta perspectiva, ayudar a alguien no es sacarle del agujero, sino mostrarle que él mismo puede salir de él, sea porque hay un camino que puede y debe descubrir, sea, más sencillamente porque no hay agujero en absoluto. Creer en la autonomía personal y promoverla significa que no cabe ayudar desde fuera, sino que el mejor servicio que cabe prestar a los otros es creer en ellos. Por otro lado, sólo un contemplativo puede creer verdaderamente en una persona, puesto que sólo los contemplativos ven el fondo de las personas",


Franz Jalics, S.J. .

Además de la bibliografía de Moratiel recomendada en la web, pueden servir de ayuda los siguientes libros:


SILENCIO Y CONTEMPLACIÓN

TRATADOS Y SERMONES DEL MAESTRO ECHKART. Editorial Las Cuarenta, 2013.

SERMONES, J. TAULERO. Editorial Sígueme, 2010.

OBRAS COMPLETAS DE SAN JUAN DE LA CRUZ. Editorial de Espiritualidad, 1993.

OBRAS COMPLETAS DE SANTA TERESA DE JESÚS  Editorial de Espiritualidad, 2000.

LA NUBE DEL NO SABER. Anónimo inglés. Edit. San Pablo, 2006.

TERESA DE JESÚS, EXPERIENCIA VIVA DE DIOS. Silas Urbión. Edit. Fonte, Monte Carmelo, 2014.

DIARIO DE UN ERMITAÑO. Thomas Merton. Edit. Lumen, 1988.

EL SILENCIO DE MARÍA. Ignacio Larrañaga. Edit. San Pablo 2008.

LA SOLEDAD, EL SILENCIO, LA ORACIÓN, Henri Nouwen. Edit. Obelisco, 2002.

ESTÁ TODO AHÍ, Gisela Zuniga. Edit. Desclée de Brouwer. Bilbao, 2007.

ENCÍCLICA LAUDATO SI. Sobre el Cuidado de la Casa común. Papa Francisco. Edit. San Pablo, 2015.

SUBIACO, Manuel López Casquete. Edit. Desclée de Brouwer. Bilbao, 2007.

ENCÍCLICA FRATELLI TUTTI. Todos hermanos. Sobre la fraternidad. Papa Francisco, 2020.

LA FUENTE DE LA QUE NACIERON LAS ESTRELLAS, Manuel López Casquete. Edit. Desclée, 2022.

LA CONTEMPLACIÓN EN LA ACCIÓN. Fernando Beltrán. Edit. San Pablo, 1996.

LA SABIDURÍA DE LOS PADRES DEL DESIERTO. Anselm Grün. Ediciones Sígueme, 2017.

LA PALABRA DESDE EL SILENCIO (I) y (II), Ana Mª Schlüter. Edit. Fundación Zendo Betania, 2012.

EJERCICIOS DE CONTEMPLACIÓN, Franz Jalics, 2010.

BIOGRAFÍA DEL SILENCIO, Pablo D'Ors. Edit. Siruela, 2016.

ENSEÑANZAS DEL SILENCIO DE MORATIEL, Alicia Martínez. Edit. Desclée de Brouwer, 2016. 

LOS CAMINOS DEL SILENCIO, Michel Hubaut. Ediciones Mensajero S.A., 2011. 

TODO CONFLUYE, ESPÍRITU Y ESPIRITUALIDAD EN LOS MOVIMIENTOS ALTERMUNDISTAS, José Eizaguirre. Edit. Desclée de Brouwer, 2015.


PSICOLOGÍA Y MEDITACIÓN:

DEL SUFRIMIENTO A LA PAZ. Ignacio Larrañaga. Edit. San Pablo, 1985.

CONVIERTE LA MENTE EN TU ALIADA, Sakyong Mipham. Edit. Desclée de Brouwer, 2003.

LLAMANDO A TU PUERTA, Jon Kabat - Zinn. Edit. Kairos, 2008.

LA DICHA DE SER. Enrique Martínez Lozano. Desclée de Brouwer, 2016

LA COMPASIÓN. Vicente Simón. Edit. Sello Editorial, 2015.

EL PODER DE LO SIMPLE, Leo Babauta. Edit. Planeta, 2012.

RESETEA TU MENTE, Mario Alonso Puig, Edit. Espasa, 2021.


POEMAS Y RELATOS:

DICHOS DE LUZ Y AMOR. S. Juan de la Cruz. Fascímil. Edit. La Olmeda, 1991.

ANTOLOGÍA DE POESÍA MÍSTICA ESPAÑOLA. Miguel de Santiago. Edit. Veron. 1998.

LA LUZ DEL ALMA, EL TESORO ESCONDIDO DE LOS CUENTOS, Ana Mª Schlüter. Edit. PPC, 2005.

PARA CUANDO SUFRAS, Vicente Simón. Edit. Sirena de los Vientos, 2016.