Silencio y palabra

"No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere lo que Dios quiere. Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de su Providencia. Poco importa que te consideres un frustrado si Dios te considera plenamente realizado, a su gusto. Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para Sí. Y que llegará hasta ti, aunque jamás lo veas. Piensa que estás en Sus Manos, tanto más fuertemente cogido, cuanto más decaído y triste te encuentres. Vive feliz. Te lo suplico. Vive en paz. Que nada te altere. Que nada sea capaz de quitarte tu paz. Ni la fatiga psíquica, ni tus fallos morales. Haz que brote y conserva siempre sobre tu rostro, una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, como fuente de energía y criterio de verdad, todo aquello que te llene de la paz de Dios. Recuerda: cuanto te deprima e inquiete es falso. Te lo aseguro en el nombre de las leyes de la vida y de las promesas de Dios. Por eso, cuando te sientas apesadumbrado, triste: Adora y Confía"
Teillard de Chardin, sj
" Señor, haz de mí un instrumento de tu paz. Que donde haya odio, lleve yo el amor, que donde haya ofensa, lleve yo el perdón, que donde haya duda, lleve yo la fe, que donde haya discordia, lleve yo la unión, que donde haya error, lleve yo la verdad, que donde haya desesperación, lleve yo la esperanza, que donde haya tristeza, lleve yo la alegría, que donde haya tinieblas, lleve yo la luz. Oh, Señor, que yo no busque tanto ser consolado como consolar, ser comprendido como comprender, ser amado como amar. Porque es dando como se recibe, olvidándose es como uno se encuentra, perdonando es como se es perdonado y muriendo es como se resucita a la Vida Eterna"


San Francisco de Asís
El despertar del yo interno

El objetivo de muchas tradiciones espirituales, es descubrir el yo interno, la verdadera identidad. En la tradición cristiana, lo encontramos en los místicos Tauler, Eckhart, San Juan de la Cruz, Santa Teresa.

Tomás Merton dice: El ser interior tiene que ser sacado como una joya del fondo del mar, salvado de la confusión de la indistinción. El libre hijo de Dios tiene que ser salvado del conformista esclavo de la fantasía, la pasión y el convencionalismo. El ser íntimo creador y misterioso tiene que ser librado del ego prodigo, hedonista y destructor.

El camino es largo pero el primer paso es buscar momentos de silencio y soledad, desde una vida con una orientación espiritual adecuada.

El yo interno es tan secreto como Dios. Todo lo que podemos hacer como disciplina espiritual es producir en nuestro interior algo de silencio, de desapego, de humildad que se requiere para que el yo interno haga alguna tímida e imprevisible manifestación de su presenci.

Tomás Merton dice: "Nuestro yo más íntimo existe en Dios y Dios mora en él" (T. Merton, La experiencia Interna, 812).

La meditación es un medio de acercarnos a nuestro yo interno, es simplemente estar sentado en silencio y a solas, con una respiración tranquila.

Como dice Isaac de Nínive: El silencio te iluminará en Dios y te librará de las fantasías de la ignorancia. Te unirá a Dios mismo y te dará un fruto que la lengua no puede describir.

Además de la bibliografía de Moratiel recomendada en la web, pueden servir de ayuda los siguientes libros:


SILENCIO Y CONTEMPLACIÓN

OBRAS COMPLETAS DE SAN JUAN DE LA CRUZ. Editorial de Espiritualidad, 1993.

OBRAS COMPLETAS DE SANTA TERESA DE JESÚS  Editorial de Espiritualidad, 2000.

LA NUBE DEL NO SABER. Anónimo inglés. Edit. San Pablo, 2006.

TERESA DE JESÚS, EXPERIENCIA VIVA DE DIOS. Silas Urbión. Edit. Fonte, Monte Carmelo, 2014.

DIARIO DE UN ERMITAÑO. Thomas Merton. Edit. Lumen, 1988.

EL SILENCIO DE MARÍA. Ignacio Larrañaga. Edit. San Pablo 2008.

LA SOLEDAD, EL SILENCIO, LA ORACION, Henri J. Nouwen. Edit. Obelisco, 2002. 

ENCÍCLICA LAUDATO SI. Sobre el Cuidado de la Casa común. Papa Francisco. Edit. San Pablo, 2015.

ENCÍCLICA FRATELLI TUTTI. Todos hermanos. Sobre la fraternidad y la amistad social. Papa Francisco, 2020.

LA CONTEMPLACIÓN EN LA ACCIÓN. Fernando Beltrán. Edit. San Pablo, 1996.

LA SABIDURÍA DE LOS PADRES DEL DESIERTO. Anselm Grün. Ediciones Sígueme, 2017.

ESTÁ TODO AHÍ, Gisela Zuniga. Edit. Desclée de Brouwer. Bilbao, 2007.

SUBIACO, Manuel López Casquete. Edit. Desclée de Brouwer, 2017. 

LA PALABRA DESDE EL SILENCIO (I) y (II), Ana Mª Schlüter. Edit. Fundación Zendo Betania, 2012.

EJERCICIOS DE CONTEMPLACIÓN, Franz Jalics, 2010

BIOGRAFÍA DEL SILENCIO, Pablo D'Ors. Edit. Siruela, 2016. 

LOS CAMINOS DEL SILENCIO, Michel Hubaut. Ediciones Mensajero S.A., 2011.   

TODO CONFLUYE, ESPÍRITU Y ESPIRITUALIDAD EN LOS MOVIMIENTOS ALTERMUNDISTAS. José Eizaguirre. Edit. Desclée de Brouwer, 2015.


PSICOLOGÍA Y MEDITACIÓN:

DEL SUFRIMIENTO A LA PAZ. Ignacio Larrañaga. Edit. San Pablo, 1985.

CONVIERTE LA MENTE EN TU ALIADA, Sakyong Mipham. Edit. Desclée de Brouwer, 2003.

LLAMANDO A TU PUERTA, Jon Kabat - Zinn. Edit. Kairos, 2008.

LA DICHA DE SER. Enrique Martínez Lozano. Desclée de Brouwer, 2016

LA COMPASIÓN. Vicente Simón. Edit. Sello Editorial, 2015.

EL PODER DE LO SIMPLE, Leo Babauta. Edit. Planeta, 2012.

RESETEA TU MENTE, Mario Alonso Puig, Edit. Espasa, 2021.


POEMAS Y RELATOS:

DICHOS DE LUZ Y AMOR. S. Juan de la Cruz. Fascímil. Edit. La Olmeda, 1991.

ANTOLOGÍA DE POESÍA MÍSTICA ESPAÑOLA. Miguel de Santiago. Edit. Veron. 1998.

LA LUZ DEL ALMA, EL TESORO ESCONDIDO DE LOS CUENTOS, Ana Mª Schlüter. Edit. PPC, 2005.


PARA CUANDO SUFRAS, Vicente Simón. Edit. Sirena de los Vientos, 2016.